Seguidores

TU AMOR ME LLENA

Edgar Campuzano

tu amor me llena a cada segundo,
me llena como las estrellas abrazan la tierra,
como cuando el mar ahoga asi las piedras,
solo tu me llenas con el susurro de tu viento.

llena oh Jesús mi vida, llename con el perfume de tu brisa,
con la risa de los niños y el cantar del pajarillo,
llename mas con tu amor agape en mi camino,
como el rio cuando habla con la barca.

solo tu me llenas en las noches de silencio,
como cuando el sol calienta al colibrí,
solo tu llenas mi vida con tu vida,
siempre la llenas abrazandome como un bebe.

simplemente la llenas con tu manto,
la llenas con la sangre del silencio que entregaste
con las lagrimas de la pasion con que me amaste,
asi es, solo tu me llenas como el sacrificio de un cordero.

me llena tu amor, tu amor me llena,
no hay mas para contar o decir lo que tu hiciste por mi,
tu amor me llena, me llena tu amor,
lo dulce de tu rostro es lo que me llena.

LOS DESIGNIOS AMOROSOS DE DIOS

para mi esposa: Ileana Mayanin
                                                                                                                             cantar de los cantares 6:10
                                                                                                                                        ¿Quién es ésta que se muestra como el alba,
                                                                                                                                                          Hermosa como la luna,
                                                                                                                                                         Esclarecida como el sol,
                                                                                                                                                Imponente como ejércitos en orden? 



Un día entre los dedos invisibles de DIOS
Fue formado tu vientre de aguamiel
Y del manantial que corre entre las colinas que te cubren
Nacen peces que nadan en tu cuerpo acuático

Descansas gozosa entre la fauna salvaje que pronuncia tu nombre
Y bajo el alba escondes, la perla de la noche
¿Quién eres?
Tal vez la luna convertida en espejo cristalino
O el profundo sonido de una noche lluviosa.


Estas aquí, como un soplo
Y la carne que traspasa mis sueños
Son rumorosas olas golpeando los peñascos
¿Quién eres , me pregunto otra vez?
¿Qué imponente ejercito hay entre tus ojos?


Lo cierto es que un día
Entre los dedos invisibles de DIOS
Se formo nuestro amor

                                 En un solo cuerpo.

HUELE A JESUS


                                                                                                        (autor:edgar campuzano)

Veo tu rostro y siento tu grandeza,
miro tus manos y entiendo tu amor,
sueño en tu reino y me alegro en tu tierra,
visiono tu llegada y no sé tu momento.

escucho tu risa y vibra tu esencia,
mi oído te espera para habitar tu presencia,
escucho tu aliento y conmueve mi alma seca,
necesito escucharte decir que ahí TU me esperas.


Al tocar tus labios resecos mi corazón se estremece,
no son los clavos de acero sino tu amor permanente,
no fue la cruz imponente sino tu gracia que en mi resplandece,
toco tu voz cada día y siento el sacrificio que hierve en mi mente.

sintiendo tu belleza como un mar que canta
rendido debajo tu pecho abrazándome con un beso,
sentir tu alabanza en medio de mi nostalgia que clama,
que clama envolviendo mi sentido para exaltar tu no nombre oh DIOS.

HUELO a JESUS,

HUELE a JESUS danzando en el campo,

HUELO a JESUS reflejo en mi vida,

HUELE a JESUS volando en la brisa,,

HUELO a JESUS viviendo en mi canto,

HUELE a JESUS pureza en los mares,

HUELO a JESUS sonando en mi existir,

HUELE a JESUS brillando en la nieve,

                                                              HUELE JESUS siempre en MI.

Recuerdos que edifican

INVITACION
INtegramos  VIgor  TAlento  CANto
Instruyendo obreros nacientes
                               

video

 Y Jesús se acercó y les habló diciendo:
Toda potestad en el cielo y la tierra se ha dado a mí.
 Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones,
 bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,
y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. 

COMO HAN PASADO LOS AÑOS

Cuanto nos aqueja a hombres y mujeres el paso de los años. El cuerpo cada día se acaba mas. Somos un saco de huesos que con el tiempo se oxidan y se quiebran como ramas de hojas secas. Nuestro ser fue depositado en vasijas de barro, frágiles y opacas que al menor descuido se deterioran. Muchos cargamos enfermedades o aguijones como dice pablo, males que parecen limitar nuestra existencia. Mas nada de esto debe ser peso para nuestras almas pues el espíritu de Dios se mueve dentro de nosotros. Hay una promesa poderosa en filipenses3:21-22 que dice:

Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;
 el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

Es cierto son cosas que no vemos y eso es algo que a veces nos puede desanimar. Sabemos que el cansancio, el exceso de trabajo, las presiones económicas no nos dejan percibir la gracia del Señor y lo único que vemos es dolor, frustración y problemas. Mas cada cristiano tiene otra forma de ver las cosas, no olvidemos que tenemos los ojos de la FE. Es en la FE que podemos ver, no las cosas que se ven a simple vista, si no aquellas que nos muestra el espíritu del Señor, aquello que para el hombre natural son locura.

Por lo tanto mantengamos firmes y como dice Pablo: que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;

Día a día sufrimos desgaste, envejecemos prematuramente por la vida tan acelerada que llevamos, pero a la medida que pongamos nuestra confianza en el Señor, reconoceremos al nuevo hombre que construye Jesús en nosotros ; no aquel que envejece y perece sino aquel que es eterno.

Por lo tanto no desmayemos; 1corintios4:16 antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;
no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.


EL FALSO CANTO DE LA INIQUIDAD




Frente al escenario del mundo, aquel ser de belleza inigualable, extiende sus alas y de ellas salen mariposas serpenteando sombras animadas. 

Un solo de violín sale a escena y derrama delicadamente susurros de oro cristalizados. El piano entra enseguida,con  agresivas y elegantes  notas que nos hablan de nuestros deseos más ocultos.
 Lo acompañan como quien rasga los cielos con truenos y relámpagos la orquesta; hasta entonces todos los sonidos se hermanan y embelesan grandemente el corazón de los oyentes.


Aquel querubín protector abre su garganta, de ella salen cuchillos que cortan el aire y gotas de rojo carmesí invaden al auditorio.                                                                                     Luces de bengala salen del escenario y como si fueran luciérnagas de fuego; dan vistosidad al gran personaje.


Los instrumentos  parecen emitir cantos angelicales y los músicos parecen simular seres de luz.


La sinfonía llega a la cúspide y aquel ser de hermoso semblante cubierto de esmeraldas, topacio y jaspe canta a gran voz y su canto parece un manto diamantino lleno de estrellas.                  De su cuerpo brotan pájaros de vistosos plumajes y su pecho parece contener la fuerza de todos los mares.


El público de pie aplaude, grita frenéticamente
mientras  aquel ser acabado en hermosura se siente grande,
se siente completamente omnipotente,
cree ser DIOS ;
PERO NO LO ES

Alguien manso y humilde de corazón le ha aplastado la cabeza.







                                                                                                                                           
                                                                                                                                              Ezequiel
                                                                                                                                        28:19
Todos los que te conocieron
 de entre los pueblos
 se maravillarán sobre ti;
espanto serás,
y para siempre
dejarás de ser.

SIN SABERLO ME CREASTE Y YO ESTABA AQUI


Edgar Campuzano Ramírez
          (puebla)


Sin decirlo me hablaste y yo te escuchaba a ti,
no sabia en donde estaba y cuando menos te elegí,
pero antes de eso tú pensabas y me amabas y ahora vives tu en mí.

Y es que no se cómo pasó pero tu amor me cautivó,
cuando mas te necesitaba y cuando más te añoraba tu calor me abrazó,
era el sonido de mis lagrimas que  a TI llegó,
mi temor me agonizaba y quería tu esplendor,

Un susurro en la noche que dijera Yo aquí estoy,
y es que no encontraba la salida ni el sol,
no encontraba el consuelo y sobre todo Tu amor,
no encontraba tus latidos en mis días de terror.

Quería abrazarte y besarte perdiéndome en tu voz,
acurrucarme en tu regazo y sentir siempre el amanecer,
humillarme y postrarme hasta llegar el anochecer,
levantarme y admirarte como has de merecer,

Porque Tu eres El omega y el principio de mi ser,
eres TU la sangre que corre por mis venas y me llena por doquier,
la canción de mis llantos, el camino de mis pasos, el amor de mi amor y el querer de mi querer,

eres TU la roca mía, el caudal de mi sostén,
eres TU el agua viva , brillar de mi postrer,
eres TU aliento de vida la pasión de mi entender,

Entender del cual yo vivo y ahora muero por aquel,
por aquel que dio su vida y la dio por el nacer,
el nacer de nuevas almas que ahora han de vivir por EL.

Por eso es que te amo y agradecido estoy contigo,
por todo lo que me has dado y estar por conceder,
                                                    te amo a ti mi Cristo, te amo por placer.